El éxito de una cirugía estética

El éxito de una cirugía estética

by Marisol Ferreria

Un gran momento en nuestras vidas es cuando decidimos hacernos esa cirugía estética que tanto hemos pensado, nuestra sociedad demanda mucho de nosotras y estos cánones para vernos y sentirnos perfectas nos llevan a muchos esfuerzos y sacrificios.

Este tipo de intervención no es particularmente económica, y aunque sabemos que vale la pena, muchas veces estas cirugías requieren otro paso muy importante en nuestra vida, el cuidado pos operatorio es tan primordial, que mucho del éxito de la cirugía estética, radica en cómo nos cuidemos después de esta y así obtener los mejores resultados.

En intervenciones como reducción de abdomen, dermolipectomia, abdominoplastia, liposucción o lipoescultura, es indispensable el uso de fajas pos operatorias en un principio y después las fajas moldeadoras. Pero su uso, el cual es determinante en la óptima recuperación de los tejidos intervenidos, es especificado primordialmente por tu médico. Este te informará, el tipo de faja que debes usar, el nivel de compresión, tiempo de uso diario y días que debes usarla. Recuerda siempre seguir sus indicaciones al pie de la letra y si sientes incomodidad dolores excesivos, consulta nuevamente a tu médico.

Durante el inicio de la recuperación de nuestra cirugía estética, la faja tienes unas ventajas de suma importancia, ayuda a que los vendajes permanezcan en su lugar, por ende sufrimos menos riesgos de mala cicatrización, infecciones o soltura de las incisiones. Reduce considerablemente la hinchazón y los hematomas que se pueden presentar, previniendo la retención y acumulación de líquidos en las áreas afectadas, esto permitiendo el correcto paso de fluidos y circulación, reduciendo el riesgo de presentar irregularidades en la superficie de la piel, tales como protuberancias y ondulaciones.

Y definitivamente la que más amamos, por la compresión que realiza, reduce el dolor ocasionado por la intervención permitiendo a los órganos estar en una postura firme y adecuada para su correcta sanación.

De esta manera el cuerpo puede adaptarse a su nueva forma, moldeándolo y logrando que los resultados de la cirugía sean óptimos, exitosos y sobre todo duraderos.

Ya habiendo pasado esta etapa inicial y luciendo nuestra nueva apariencia, podemos pasar a utilizar las fajas moldeadoras, estás nos permitirán mantener a largo plazo una figura contorneada y firme, extendiendo el beneficio de todo aquello que logramos.

Todas sabemos que estas cirugías pueden ser una molestia, pero cuidándonos bien y siguiendo las indicaciones hará que todo nuestro esfuerzo y sacrificio haya valido la pena.

Leave a comment

  • Please note, comments must be approved before they are published

$1 Days
$2 Hours
$3 Minutes
$4 Seconds