Lo que toda mujer debe saber sobre el uso de las fajas

Lo que toda mujer debe saber sobre el uso de las fajas

by Alejandro Trujillo

Muchas hemos escuchado diferentes mitos u opiniones sobre el uso de las fajas, que si son buenas, que si son malas, que no sirven, que son una tortura creada por nuestro ex. Todo eso lleva a muchas a pensar si usar una o no y dar ese paso inicial o encontrar esa motivación de seguir usándola siempre es difícil en un mundo cada vez más demandante entre lo estético y lo natural.

Por eso queremos contarte estas cosas que debes saber sobre las fajas, si eres nueva en su uso, o cosas que deberías recordar, si ya hace parte de tu vida diaria.

Lo primero que debes tener muy presente, es que lo más importante es tu comodidad, la faja es una prenda que utilizarás continuamente, te acompaña en tus momentos especiales y en tu día a día, por eso elegirla bien es una prioridad.

Enfócate en aquellas áreas que quieres contornear y así elige mejor tu faja, las hay de todo tipo, para el abdomen, piernas glúteos o enterizas, de esta misma forma, elige que prendas utilizarás con ellas. Una de las finalidades es pasar inadvertida, pero eso requiere que tu también elijas sabiamente que ponerte.

Las fajas son una gran ayuda, pero su utilización debe estar acompañada de una buena alimentación y un adecuado régimen de ejercicio. Eso sí, no olvides hidratarte bien siempre.

Las fajas vienen con diferentes niveles de compresión y en diferentes tallas, para que la faja cumpla bien su labor debes escoger la mejor para ti, y la que puedas manejar, todo es acostumbrarse y poco a poco puedes ir eligiendo los diferentes niveles de compresión hasta que encuentres el adecuado para ti.

Comienza utilizando la faja poco a poco según tu capacidad de adaptarte, unas pocas horas al día con intervalos de descanso, hasta todo el día si requieres largas horas de trabaja, eso si te recomendamos descansar de tu faja diaria en la noche, duerme sin ella y ponla en un lugar que se pueda ventilar bien sin que se exponga a la intemperie.

La faja es como otra parte de tu ropa interior, debes lavarla a mano y definitivamente no la planches.

Si usas fajas pos-operatorias, has completo caso a las recomendaciones de tu médico, en caso de alguna molestia, consúltalo. En este momento son muy necesarias y cumplen muchas funciones, no desestimes su uso.

Y finalmente, ejercita la paciencia, usar la faja al principio no es fácil, requiere de tu voluntad para ponértela día a día, pero los beneficios son visibles fácilmente, pero los grandes resultados llevan tiempo y esfuerzo.

Esto es lo que debes tener en cuenta siempre, no olvides que lucir hermosa es una gran meta que vale la pena los sacrificios y toda ayuda vale, y aquí la faja es nuestra gran aliada, úsala bien.

Leave a comment

  • Please note, comments must be approved before they are published

$1 Days
$2 Hours
$3 Minutes
$4 Seconds